Por más que la gente retrógrada y machista diga lo contrario, el sexo anal se practica desde hace siglos, de hecho, podríamos decir que desde que éramos primates, ya que está comprobado que el instinto de “penetrar por atrás” es inherente en muchos seres vivos.

Sin duda, se trata de una de las experiencias que tienes que probar antes de morir. No importa si eres hombre o mujer, en el ano hay millones de terminales nerviosas listas para darte placer. Deja la duda y pon mucha atención porque a continuación te voy a dar los mejores consejos para entrar o dejar entrar por la puerta trasera a tu pareja, todo de forma 100% limpia y segura.

  1. Usa condón

No hay nada más efectivo para prevenir cualquier tipo de accidente que utilizar condón. La verdad es que no importa si tienes sexo por enfrente o por otras, un condón evitará el contacto entre fluidos y por ende cualquier tipo de contaminación.

  1. Usa lubricante

Algunas veces las paredes del ano se resecan, lo que vuelve la experiencia dolorosa, por eso lo mejor es utilizar algún tipo de lubricante. Además de lograr que todo resbale, podrás agregar toques aromáticos que neutralizarán cualquier mal olor.

  1. Si vas a recibir, prepárate previamente

Si te da ansiedad saber lo que sentirás cuando te penetren, practica con anticipación. Puedes comprarte el dildo que más te guste, incluso con forma parecida al miembro de tu pareja, para que con él vayas midiendo tu resistencia.

Ahora que, si lo que te preocupa es que la situación no se vuelva desagradable por los residuos fecales, dos o tres días antes incluye en tu alimentación frutas y verduras, o bien, ve a la farmacia por un enema, llénalo de agua y durante la ducha introducírtelo para lavar las paredes intestinales.

  1. Si vas a dar, prepara a tu pareja previamente

No todas las parejas acceden a tener sexo por la retaguardia, así que si eres un afortunad@, tómate el tiempo para procurar su placer. Actualmente existen lubricantes anales, especialmente hechos para relajar las paredes y hasta para realizar “besos negros” llenos de ricos sabores.

  1. Haz diferentes posiciones

La penetración anal, al igual que la vaginal, puede hacerse de mil maneras. Así que, durante el acto prueba diferentes posiciones, tomando en cuenta tanto tu sensibilidad como la forma del pene de tu pareja. Si contemplan ambas cosas, podrán encontrar la mejor forma para llegar juntos al orgasmo.

Recuerda que el Punto P de los hombres se encuentra en el ano, mismo que al ser estimulado puede provocar un orgasmo súper intenso, no obstante, las mujeres también pueden llegar al orgasmo mediante la penetración anal, ya que, como lo indiqué, existen ahí miles de nervios que producen placer.

¡Ya lo ves, no hay pretexto para no internarlo por lo menos una vez en la vida! No olvides que en Consuelo Shop encontrarás todo lo necesario para que esta experiencia sea inolvidable. ¡Contáctanos!

Más sobre Consuelo Shop

(0)
Loading...