¿Sabes cómo nacieron los vibradores?

La historia del nacimiento de los vibradores es increíble y comienza desde la época de Plantón e Hipócrates, por allá del año 360 antes de Cristo. Y es que, desde entonces, los grandes pensadores creían que el útero no era estable en las mujeres, sino que éste iba y venía por todo el cuerpo causándoles nerviosismo, irritabilidad y depresión.

A estos padecimientos los catalogaron como histeria y llegada la Edad Media le pusieron el nombre de “sofocación de la matriz”. Los médicos medievales afirmaban que todos los achaques de las mujeres eran causados por la abstinencia sexual, dada la retención de sus fluidos vaginales. ¿Cuál era la solución más eficaz? ¡Provocarles un orgasmo!

La famosa “histeria” se volvió una plaga en el siglo XIX, por lo que cada vez más mujeres acudían al doctor para ser aliviadas. Era tanta la demanda, que los médicos terminaban exhaustos y con los dedos prácticamente destrozados. Fue así que un ingenioso médico británico llamado Joseph Mortimer Granville, fabricó en 1870 un vibrador electro-mecánico con forma fálica, que tuvo un éxito impresionante ya que “curaba” a las pacientes en 10 minutos.

El vibrador fue tan popular, que en 1902 la fábrica Hamilton Beach comenzó a producirlos en masa, con un tamaño discreto y a un precio accesible. La publicidad de estos dispositivos estaba en todos lados, incluso en diarios nacionales con titulares como “La vibración es la vida” y “Porque tú, mujer, tienes derecho a no estar enferma”.

No obstante, veinte años después, los vibradores comenzaron a aparecer en las primeras películas porno, lo que modificó para siempre la forma en la que habían sido vistos. Ahora los vibradores no son una cura médica, sino juguetes sexuales de satisfacción, con los mismos tabúes que rodean otras formas de disfrutar nuestro cuerpo.

Pero en Consuelo Shop eso no nos deprime, al contrario, tenemos fe en que muy pronto podremos vivir nuestra sexualidad como más nos convenga, pues la historia nos ha enseñado que las convenciones sociales, ideologías y prejuicios cambian con el tiempo.

¡Súmate a las miles de mujeres que alivian su “histeria” con vibradores! En Consuelo Shop encontrarás un sinfín dispositivos con una revolucionaria tecnología. ¡Más cómodos, prácticos y seguros que los que se fabricaban en el siglo XIX!

Ya sea alámbrico, inalámbrico, de tres o 10 velocidades, hoy puedes curar de forma divertida y responsable la presión pélvica de tu cuerpo. Si estás interesada da clic aquí y adquiérelos a un súper precio ¡Consuelo te consiente!

Más sobre Consuelo Shop

Loading...
A %d blogueros les gusta esto: