Doctora Consuelo, no quiero ser mamá, ¿debo sentirme culpable?

La respuesta es completamente NO. El no querer ser madre no tiene por qué hacerte sentir mal de ninguna forma. Sin importar la razón, las decisiones que tomes sobre tu cuerpo y tu vida son sólo tuyas, así que alza la frente y hazle saber al mundo entero que no te importa su opinión.

Entiendo perfectamente por qué haces esa pregunta, y es que a pesar de que los tiempos han cambiado, todavía muchas personas, tanto hombres como mujeres, cuestionan a otras mujeres sobre su maternidad, y cuando reciben un “no” por respuesta, tienden a juzgar y convencer de que se trata de una mala decisión.

Así es, tristemente eso sigue ocurriendo en pleno siglo XXI. No obstante, cada vez son más mujeres las que deciden no tener hijos. Algunas de las razones pueden ser las siguientes:

  • Tener otras prioridades
  • Una responsabilidad que no se desea
  • Impedimento por trabajo
  • No gustarles el mundo en el que viven
  • Miedo
  • No hay instinto maternal
  • Motivos económicos
  • No le gustan los niños
  • Sin razones

Y la lista sigue, porque hoy en día la mentalidad de los seres humanos y sus necesidades son muy diferentes a las del siglo pasado, y porque muchas de las libertades que se nos negaron durante mucho tiempo, hoy las conquistamos más y más.

Si has decidido no ser madre, ¡fabuloso! Rodéate de personas respetuosas, flexibles y que no te estén pidiendo explicaciones por todo. Como Doctora estoy segura de que sea cual sea tu proyecto de vida, lo harás de manera espectacular y llegarás a anciana sintiéndote muy orgullosa. ¡Que nadie te convenza de lo contrario!

Más consejo de la Doctora Consuelo

Loading...
A %d blogueros les gusta esto: